sso

Beneficios para la salud de frutas y verduras

Seed juice
Seed juice

¿Cómo extraer el jugo de las semillas?

Son muy pocas las licuadoras capaces de preparar zumo a partir de semillas: las más apropiadas para este fin son las licuadoras de doble engranaje (dual gear). Las semillas contienen sustancias importantes de cara a la revitalización celular y no hay mejor manera de obtenerlas que haciendo zumo con ellas. El zumo de semillas renueva y mantiene la elasticidad de nuestras venas, nos vigoriza y es famoso por su eficacia a la hora de prevenir y tratar distintas enfermedades modernas de los adultos.

Ejemplo:

3 cucharadas de semillas
1,5 cucharadas de miel
1 taza (25 cl.) de agua


Antes de preparar el zumo, hay que lavar las semillas con agua. Resulta fundamental ir echándolas en cantidades pequeñas. ¡¡¡IMPORTANTE!!! Hay que echarlas a la licuadora lentamente y en una proporción 5:1 de agua y semillas (5 cucharadas de agua : 1 cucharada de semillas). La pulpa resultante se puede mezclar con agua y volver a pasarse por la licuadora. Siempre es una buena idea añadirle miel al zumo de semillas.

Litchi
Litchi

Lichi

Esta fruta de origen chino ayuda a curar la tos, el resfriado, las úlceras gástricas y, además, fortalece el sistema inmunitario. Es una importante fuente de vitamina C y de minerales, entre otros, de potasio, fósforo, magnesio, sodio y hierro. La piel del lichi también puede servirnos para preparar té, el cual resulta muy útil para combatir la diarrea y la viruela.

Mango
Mango

Mangos

Los mangos son una importante y rica fuente de antioxidantes, vitaminas C y E y beta- caroteno. En caso de caer enfermo, resulta recomendable comer mangos. Fortalecen el organismo en su conjunto. Nos ayudan a mantener un color de piel saludable y previenen la aparición de acné. Los mangos, además, revitalizan la calidad y el color de nuestro pelo.

Celery 2
Celery 2

Apio

Gracias a su elevado contenido en agua y a su escasa cantidad de calorías, el apio es muy recomendable para las dietas destinadas a perder peso. Contiene una gran cantidad de vitamina C y B, fibra, minerales y multitud de otras sustancias beneficiosas. Hay quien afirma que posee un efecto afrodisiaco. El apio nos ayuda a eliminar de nuestro cuerpo el exceso de agua, fomenta la actividad renal y es de gran ayuda a las personas que sufren reumatismo y artritis. Además, tiene efectos antiinflamatorios y combate el insomnio, la migraña y el estrés.

Watercress
Watercress

Berros

Los berros son una importante fuente de vitaminas C y B1, de beta-caroteno y de antioxidantes, que tienen una influencia positiva en el sistema inmunitario. Además, contienen una gran cantidad de vitamina K, crucial para la coagulación de la sangre y para fortalecer los huesos. Los berros tienen un efecto beneficioso sobre el tracto urinario y los riñones, curan la tos, fomentan la producción de enzimas en el estómago y reducen los niveles de azúcar en sangre. Antiguamente se recomendaban para tratar problemas de piel y para desinfectar.

Cranberries
Cranberries

Arándanos rojos

Gracias a las proantocianidinas, los arándanos rojos son el remedio más popular para tratar las inflamaciones urinarias. Es un hecho probado que son, además, antibióticos naturales. Los arándanos rojos combaten las bacterias de la boca y del estómago. Ayudan a curar el cáncer de estómago, hígado, ovario, próstata y mama.

blackberries
blackberries

Moras

Las moras tienen un elevado contenido en vitaminas (principalmente, vitamina C), minerales y bioflavonoides, es decir, sustancias que nos protegen contra la oxidación, refuerzan y regeneran las venas, mejoran la circulación sanguínea y, en general, ralentizan el envejecimiento de nuestro organismo. Las moras son, además, ricas en carotenos y antioxidantes. Es muy recomendable tomarlas en caso de tener un resfriado, gripe, anginas o enfermedades inflamatorias.

Blueberries
Blueberries

Arándanos azules

Esta es una de las mejores fuentes naturales de antioxidantes y de tanino. Los arándanos azules contienen una gran cantidad de hierro, fortalecen el sistema inmunológico, mejoran la vista, ayudan en caso de padecer problemas gástricos, limpian los riñones y el tracto urinario y ayudan a expulsar el exceso de agua de nuestro organismo. Cabe afirmar que, literalmente, los arándanos azules recargan nuestro cuerpo de energía.

Raspberries
Raspberries

Frambuesas

Son un tratamiento natural para los problemas de la vista. Las frambuesas son diuréticas y fomentan la producción de bilis. Las pequeñas semillas que albergan en su interior tienen un efecto positivo en la peristalsis intestinal. Las frambuesas están llenas de biotina, conocida como la vitamina de la belleza. Además, ayudan a disminuir los niveles de colesterol, a bajar la presión sanguínea y los niveles de azúcar en sangre, a detener las hemorragias y nos protegen de los resfriados.

Rhubarb
Rhubarb

Ruibarbo

El ruibarbo tiene un elevado contenido en ácido oxálico, que resulta ligeramente tóxico si se hierve. Por eso, el ruibarbo debe comerse crudo y en combinación con otros alimentos. Es muy rico en vitamina B, que resulta muy beneficiosa para la circulación sanguínea y la formación de sangre. El ruibarbo, además, mejora la calidad de la piel y del pelo, fortalece el sistema nervioso central y quema grasa. No hay que pasar por alto su elevado contenido en minerales: ante todo, potasio y manganeso, que ayuda a expulsar del cuerpo el exceso de agua.

Green Peas
Green Peas

Guisantes

Los guisantes contienen mucha lecitina, que expulsa de nuestro cuerpo el colesterol y las grasas perjudiciales para la salud. De este modo, tienen una influencia positiva en la actividad del hígado y mejoran la calidad de la piel. Los guisantes tienen una gran cantidad de vitaminas A y C, proteínas, fibra, hidratos de carbono y minerales: principalmente potasio, que desempeña un papel muy importante en el correcto funcionamiento de los nervios, los músculos y el corazón.

Asparagus
Asparagus

Espárragos

Los espárragos fomentan la limpieza de nuestro organismo. Ayudan a las personas que sufren de reumatismo. Estimulan la formación de sangre y nos ayudan a mantener la salud del corazón y del sistema cardiovascular. Con frecuencia, se usan como afrodisiaco. También tienen influencia sobre nuestra belleza: pelo sano y brillante, piel flexible y limpia y uñas fuertes. Los espárragos son una gran opción para perder algo de peso: tienen un contenido muy bajo en calorías.

Gooseberries
Gooseberries

Uvas espinas

Las uvas espinas pertenecen a las frutas que tienen un alto contenido en vitaminas, minerales y pectina. Son un alimento con una carga calórica muy baja, al tiempo que con una gran concentración de agua. Las uvas espinas nos ayudan en caso de sufrir obstrucción del intestino o hipertensión, además de limpiar el organismo, mejorar la digestión, fortalecer las venas y tener una influencia positiva en la salud de nuestra piel y pelo.

Kohlrabi
Kohlrabi

Colirrábano

Tomar colirrábano es muy beneficioso para nuestra salud. Contiene una gran cantidad de vitamina C, antioxidantes y minerales necesarios. El colirrábano apenas tiene calorías. Por otra parte, contiene muchísima fibra, que resulta muy útil para reducir los niveles de colesterol en sangre. El colirrábano es un tipo de alimento muy adecuado para las personas a dieta. Nos protege del cáncer, fomenta la producción de bilis y mejora la vista.

Sea Buckthorn
Sea Buckthorn

Espino cerval de mar

Las bayas de espino cerval de mar contienen 25 veces más vitamina C que los cítricos. Estos frutos estimulan la digestión, fortalecen el sistema inmunitario, curan las úlceras gástricas y expulsan del organismo las sustancias dañinas. Es recomendable tomar bayas de espino cerval de mar cuando se tiene gripe, anginas, irritación de la garganta o dolor de cabeza.

Zucchini
Zucchini

Calabacines

Contienen muchísimas agua, fibra, proteínas y vitaminas. En la piel de los calabacines encontramos toda una serie de sustancias beneficiosas que nos ayudan a desintoxicar el organismo. Esta verdura, además, regula la cantidad de agua presente en el interior de nuestro cuerpo, al tiempo que ayuda a una correcta digestión. Esta es la razón por la que los calabacines son muy adecuados para todos aquellos que quieran llevar una dieta saludable basada en el consumo de verdura.

Parsley
Parsley

Perejil

El perejil es una de las verduras más saludables. Contiene flavonoides con un efecto altamente desintoxicante, vitamina C, potasio, calcio y magnesio. El perejil es una gran fuente de ácido fólico, ayuda a limpiar la sangre y a regenerar las células de nuestro cuerpo.

Turnip
Turnip

Nabos

Los nabos contienen un 90% de agua, una baja cantidad de calorías, prácticamente nada de grasa y muchísima fibra. Es muy recomendable tomarlos cuando estamos a dieta, dado que contienen muy poca energía. Los nabos limpian nuestra sangre gracias a sus muchas vitaminas, minerales y calcio, lo que les sirve de ayuda a las personas que sufren de gota y reumatismo.

Grapes
Grapes

Uvas

Las uvas contienen azúcares beneficiosos que proporcionan a nuestro corazón una gran cantidad de energía. Protegen las arterias y venas y ayudan a disminuir la presión sanguínea. Las uvas, además, nos protegen de forma eficaz frente al cáncer y son enormemente ricas en vitamina B. Mejoran nuestro sistema inmunológico, nos ayudan frente a las depresiones y la congestión de los intestinos, además de eliminar la toxicidad de nuestro cuerpo.

Avocado
Avocado

Aguacates

Los aguacates son una importante fuente de grasa orgánica, que supone el 20% de su contenido. Gracias a su enorme cantidad de proteínas, son especialmente adecuados para madres en periodo de lactancia y para personas vegetarianas. Además, contienen vitaminas B, C y E, carotenos, antioxidantes, que ayudan a deshacernos de las toxinas y a regenerar las células de nuestro cuerpo. Además, los aguacates tienen muchísimos minerales como cobre y potasio.

Pomegrante
Pomegrante

Granadas

Contienen aproximadamente un 77% de agua, además de vitaminas A, B, C y E, minerales y antioxidantes. Las granadas nos ayudan en caso de padecer enfermedades inflamatorias o diarrea. Además, reducen la producción de ácidos gástricos, mejoran la absorción de hierro, ralentizan el proceso de envejecimiento de las arterias, nos protegen de los ataques al corazón y, por último, nos ayudan a deshacernos de los residuos metabólicos.

Cucumbers
Cucumbers

Pepinos

Los pepinos contienen más de un 95% de agua, además de mucha fibra. Se trata de la verdura más alcalina, por lo que previenen el exceso de acidez en el estómago. Los pepinos también ayudan a expulsar de nuestro cuerpo las sustancias contaminantes, mantienen la humedad de la piel y le proporcionan al organismo azufre y potasio, elementos beneficiosos para el pelo y las uñas. Los pepinos tienen muy pocas calorías y nos producen sensación de saciedad.

Plums
Plums

Ciruelas

Las ciruelas contienen vitamina E, minerales, tanino y ácidos orgánicos. Fortalecen nuestro corazón y venas y reducen los niveles de colesterol en sangre. Las ciruelas aumentan la resistencia al estrés, optimizan el metabolismo y, de este modo, nos ayudan a perder peso. Son muy eficaces en el tratamiento de enfermedades como la gota, el reumatismo, los trastornos del riñón o el hígado, así como de los problemas de circulación sanguínea. Las ciruelas, además, limpian los intestinos y ayudan en caso de sufrir estreñimiento.

Spinach
Spinach

Espinacas

Gracias a su alto contenido en hierro, beta-caroteno, vitaminas A y B, así como en minerales, las espinacas protegen nuestra salud de forma eficaz. Luchan contra los radicales libres, expulsan del organismo las sustancias contaminantes y, por tanto, previenen muchas enfermedades asociadas a nuestro estilo de vida. Además, mejoran la vista, ayudan al desarrollo del feto durante el embarazo, fortalecen el corazón y las venas y mejoran la calidad de uñas, piel y pelo. Cabe añadir que son eficaces contra el insomnio.

Pumpkin
Pumpkin

Calabazas

Están llenas de vitaminas y minerales. Las calabazas contienen muchísima agua y fibra, al tiempo que muy pocas calorías. Nos ayuda en caso de sufrir trastornos del páncreas, el bazo o el corazón. Son eficaces en la lucha contra el cáncer y fomentan el funcionamiento de los riñones. Las calabazas regeneran las células de nuestro cuerpo para, de este modo, alargarnos la vida.

Brussels Sprout
Brussels Sprout

Coles de Bruselas

Son muy importantes para la capacidad de concentración y la resistencia al estrés. Estas coles fortalecen el sistema inmunológico y ayudan a la hora de curar úlceras. Expulsan el exceso de agua de nuestro cuerpo, lo que fomenta la desintoxicación del organismo. Las coles de Bruselas también resultan beneficiosas de cara a la digestión (previenen la obstrucción del intestino). Gracias a sus antioxidantes, ayudan a luchar contra el cáncer.

Black radish
Black radish

Rábano negro

Contiene un amplio espectro de vitaminas, concretamente C, B y E, beta-caroteno, fitóncidas con efectos antibióticos y muchos otros minerales. Consumir rábano negro nos ayuda a prevenir el insomnio y los dolores de cabeza. Además, cura el asma, la artritis, los eccemas, las enfermedades inflamatorias y el moqueo nasal. El rábano negro tiene una influencia positiva en la digestión y el metabolismo.

Currant
Currant

Grosellas

Son famosas por su elevadísimo contenido en vitamina C. Gracias a la pectina, las grosellas ayudan a que nuestras venas sean más fuertes. Previenen problemas relacionados con las varices, hipertensión y hemorroides. La combinación de todas sus sustancias beneficiosas le pondrá de buen humor, además de mejorar la calidad del pelo y la piel, proteger la vista y reforzar el sistema inmunológico. Las grosellas son, además, una efectiva arma contra el resfriado, la gripe y las anginas. Beber zumo fresco de grosellas de forma regular es una estupenda manera de prevenir el cáncer y de fomentar la actividad renal.

Wheatgrass
Wheatgrass

Pasto de trigo

El pasto de trigo, al igual que todas las plantas verdes que contienen clorofila, tiene un elevado contenido en oxígeno. El cerebro, al igual que todos los tejidos corporales, funciona a un nivel óptimo en un entorno suficientemente oxigenado. La clorofila tiene efecto anti-bacteriano y puede usarse para curar tanto el interior como el exterior de nuestro cuerpo.

Watermelons
Watermelons

Sandías

Las sandías tienen un elevado contenido en licopeno, superadas tan solo por los tomates. Varias investigaciones apuntan a que el licopeno, un poderoso antioxidante, es efectivo a la hora de prevenir ciertas formas de cáncer y de enfermedades cardiovasculares. De acuerdo a estas investigaciones, los hombres que consumen una dieta rica en licopeno tendrían la mitad de posibilidades de sufrir un ataque al corazón que aquellos con una baja o nula dieta en licopeno.

Tomatoes
Tomatoes

Tomates

Son ricos en licopeno, una sustancia capaz de neutralizar los radicales libres antes de que puedan llegar a causarnos daño, previniendo así todo tipo de efectos negativos, desde arrugas a ataques al corazón. Varios estudios indican que el licopeno podría tener hasta el doble de poder anti-cancerígeno que el beta-caroteno. Además, contienen un poco de hierro, que el cuerpo absorbe bien al ir acompañado de vitamina C y que previene la anemia y la fatiga.

Strawberries
Strawberries

Fresas

Las fresas ayudan a mantener la estructura de la piel. La vitamina C de las fresas desempeña, además, un importante papel en la curación de heridas y puede mantener a rayas la gingivitis, una enfermedad de las encías que afecta a tres de cada cuatro adultos.

Pineapples
Pineapples

Piñas

Los mayores beneficios de las piñas se deben a su contenido en bromelina, un efectivo antiinflamatorio, lo que las convierte en una fruta excepcional para los problemas de articulaciones. Al ser ricas en vitamina C, las piñas fomentan el sistema inmunológico y nos defienden de los radicales libres que pueden causar un envejecimiento prematuro. Además, son una excelente fuente de manganeso, el cual resulta importante en la defensa frente a los antioxidantes y en la producción de energía.

Pears
Pears

Peras

Las peras son una buena fuente de vitamina C y de cobre. Estos dos nutrientes pueden considerarse antioxidantes que ayudan a proteger las células de nuestro cuerpo frente al daño causado por los radicales libres. Las peras ayudan a que nuestro sistema inmunológico se mantenga en buen estado.

Orange
Orange

Naranjas

Ayudan frente a la tos ferina, la gripe y las enfermedades del corazón. Protegen y disminuyen el riesgo de padecer parálisis.

Kiwi
Kiwi

Kiwi

Los kiwis estimulan el movimiento del intestino, mejorando así los casos de estreñimiento. Algunos estudios han sacado a la luz que los kiwis pueden mejorar la calidad del sueño. La causa estaría en el elevado contenido en calcio de los kiwis.

Grapfruit
Grapfruit

Pomelos

Los pomelos refuerzan el sistema inmunológico. Son una buena fuente de vitamina C, junto con limones y otras frutas. Ayudan a prevenir la formación de células cancerígenas y tumores. Ayudan a una correcta digestión de los nutrientes. Gracias a su alto contenido en vitamina C, los pomelos son buenos para la tos y la gripe. Además, disminuyen los niveles de colesterol en sangre y protegen frente al sangrado de encías.

Fig
Fig

Higos

Se usan para tratar las hemorroides y algunos tipos de cáncer, como el cáncer de piel. Se recomiendan para los pacientes con asma y diabetes. Los higos son, además, buenos para las náuseas, cefaleas, fiebre y tos ferina.

Cherry
Cherry

Cerezas

Son una buena fuente de minerales y vitaminas. Contienen vitamina A y vitamina C, melatonina, antocianinas y bioflavonoides. Ayudan a luchar contra distintos tipos de cáncer. Ayudan a reducir el dolor, especialmente el de cabeza, mejoran las funciones mentales y reducen el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

Celery
Celery

Apio

El apio contiene vitamina C, así como varios elementos activos que ayudan a mantener la salud, incluyendo el fomento del descenso del nivel de colesterol. Además, contiene cumarina, un elemento que puede ser útil en la prevención del cáncer.

Carrots
Carrots

Zanahorias

Los componentes antioxidantes de las zanahorias ayudan a protegernos contra el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, al tiempo que fomentan una buena visión, especialmente la visión nocturna.

Broccoli
Broccoli

Brócoli

Al igual que otras verduras de la familia de las crucíferas o brasicáceas, el brócoli contiene dos destacados fitonutrientes: sulforafano e indol. Este último posee importantes efectos anti-cancerígenos. Diversos estudios sobre el indol-3-carbinol han demostrado que este elemento ayuda a desactivar un potente metabolito estrógeno (4-hidroxiestrona) que fomenta el crecimiento de los tumores, especialmente en las células de la mama sensibles a los estrógenos, al tiempo que incrementa el nivel de la 2-hidroxiestrona, una forma de estrógeno que puede protegernos del cáncer. El Indol-3-carbinol ha demostrado ser capaz de suprimir no solo el crecimiento de las células tumorales de la mama, sino incluso la metástasis de las células cancerígenas (el paso de células cancerígenas a otras partes del cuerpo).

Beetroot
Beetroot

Remolacha

Estas coloridas verduras de raíz contienen potentes nutrientes que ayudan a protegernos frente a enfermedades cardiacas, malformaciones congénitas y frente a ciertos tipos de cáncer, especialmente el de colon. Contienen betacianina, un poderoso antioxidante que, además de aportarle a la remolacha su tono rojo oscuro, hace que esta verdura purifique la sangre y tenga propiedades anti-cancerígenas. Diversos estudios han demostrado que estimula las defensas naturales de nuestro organismo, concretamente del hígado, ya que regenera las células del sistema inmunológico. Además, contiene sílice, un elemento importantísimo para la salud de nuestra piel, uñas, ligamentos, tendones y huesos.

Banana
Banana

Plátanos

Los plátanos son buenos para el corazón y para el sistema muscular. Resultan útiles para evitar la sensación de agotamiento y frente a la diarrea.

Apricot
Apricot

Albaricoques

Ayudan a la circulación sanguínea. Aumentan el flujo de los vasos sanguíneos en ambas direcciones. Al ser una gran fuente de carotenoide, nos protegen de la formación de células cancerígenas. Los albaricoques, además, fomentan el crecimiento del pelo. Los nutrientes de los albaricoques pueden ayudarnos a proteger el corazón y los ojos, al tiempo que nos proporcionan los efectos beneficiosos de la fibra contra distintas enfermedades.

Apple
Apple

Manzanas

Mejoran las funciones del riñón y fomentan la actividad renal. Las manzanas, además, son buenas para los problemas digestivos. Se dice, de hecho: “con una manzana al día no se necesitan médicos”.

Publicado: 9. Julio 2015
###message