sso

Cuatro sencillos pasos para cambiar tu vida

Por fin te compraste un extractor de zumos y te has marcado como objetivo sacarle provecho todos los días. Pero después de poco tiempo cada vez te cuesta más cumplir con tu propósito. Al final ya casi ni lo utilizas..¿Que ha pasado?

La respuesta más común es: “Simplemente no tengo tiempo”. No quieres beber zumo por la noche por que estás cansado del trabajo y lo que quieres es relajarse delante de la televisión. Y por la mañana, es tan difícil levantarse temprano y ponernos a hacer zumo.

Si te encuentras en esta situación, aquí te mostramos 4 consejos para ayudarte a coger la rutina.

1. Recuérdate a ti mismo porque tomas el zumo

Puede ser difícil coger un nuevo hábito, especialmente uno sano. Todo comienza con la auto-motivación. Recuerda que compraste un extractor de zumo para en primer lugar, mejorar tu salud de manera natural.

odšťavňování
odšťavňování

2. Compra productos frescos una vez por semana

  • ¿Quién no se cansaría de ir al super todos los días a comprar un par de manzanas o zanahorias? Es mucho mejor comprar a granel, productos frescos, los suficientes para que duren una semana para hacer zumo. Además estarás más motivado para hacer zumo si el producto está fresco!
  • Asegúrate de comprar solo las frutas y verduras más frescas, no magulladas o demasiado maduras. La mayoría de las frutas y verduras en buen estado deben durar una semana sin problema.
  • Si estás preocupado porque algunos productos no van a durar toda la semana, por ejemplo, las fresas y las verduras de hoja verde debes prepararte el zumo más pronto. Asegúrate de guardarlo en la nevera.
  • Intenta mantener las manzanas y las peras lejos de otros productos, si no harán que maduren más rápido.
  • Lava el producto sólo antes de hacer el zumo.

3. Limpia tu extractor de zumo después de usarlo

A veces puede parecer demasiado trabajo limpiar tu extractor de zumo. Pero siempre es mucho más fácil de limpiarlo después de su uso, de lo contrario, los trozos de los alimentos pueden secarse y pegarse en las paredes del extractor, haciendo que la limpieza sea más costosa después.

Para la mayoría de extractores de zumo modernos, un enjuague rápido y la limpieza con el cepillo es todo lo que necesitan, esto te llevará tan sólo un par de minutos. Si tienes prisa, al menos deberías de poner las piezas en el fregadero con agua en remojo.

 

odšťavňování
odšťavňování

4. Zumo congelado

Si tienes sitio en el congelador, haz zumo una o dos veces a la semana y congela el que no que no vayas a tomar. Usa preferiblemente botellas de vidrio, sólo asegúrate de dejar suficiente espacio (aproximadamente el 20% del volumen) vacío para darle espacio a la expansión. El zumo se puede mantener almacenado en el congelador un largo plazo o hasta 24 horas en la nevera si utilizas un recipiente hermético.

¡Márcate esta rutina como un desafío durante 21 días sin un descanso!

Una vez que adquirimos la voluntad de prepararnos el zumo todos los días, nos habremos acostumbrado y en 21 días lo convertiremos en una rutina. Esa es la cantidad de tiempo que se necesita para establecer un nuevo hábito. Sí se olvida un día, solo asegúrate de no dejarlo dos. Entonces es probable que se rompa el hábito.

Consejo: Si pasas de los 90 días, el hábito se convertirá en rutina y será casi irrompible.

Publicado: 3. Marzo 2016
###message